4ª CRÓNICA DESDE AYOLAS

foto 94 de agosto

Hemos pasado la mañana en la escuelita. ¡Qué distinta la dinámica a cualquier escuelita de España! Nos cuesta entender esa realidad porque comparamos con la realidad que conocemos, sin llegar a comprenderlo del todo.

Por la tarde, fuimos a San Rafael; al ser viernes, vinieron muchos niños.

Nuestra oración de la noche nos ayudó a acercarnos más unos a otros.

5 de agosto

Hoy sábado, cambiamos la rutina, pero no por ello fue más tranquilo.

Por la mañana, hemos participado en el retiro de los grupos de 1er año de confirmación de los jóvenes de Ayolas: 180 jóvenes de 14 y 15 años que se reunieron del viernes al domingo en las antiguas dependencias de los obreros solteros de la represa, las cuales están abandonadas y usadas para estos eventos.

Hemos ido a dar testimonio sobre la vocación del laicado, del matrimonio y del voluntariado.

La Hermana Jose y el Pa’i Esteban dieron testimonio de su vocación religiosa y del sacerdocio.

Por la tarde, mientras unos asistíamos a una fiesta lúdico-deportiva de vóley organizada por las madres de los niños de la escuelita para recaudar dinero para Spínola Solidaria, otros asistieron a la misa de jóvenes.

6 de agosto

Hemos regresado al encuentro de confirmación para participar en su eucaristía, a la cual estaban invitadas también sus familias. Han compartido con los padres lo que habían vivido sus hijos, y les han preparado y motivado para el reencuentro; ha sido muy emocionante y conmovedor estar presentes en ese momento.

La Eucaristía la hemos aprovechado y vivido al 100% pues el mensaje del Padre Esteban ha servido tanto para los jóvenes y sus padres como a nosotros, los voluntarios.

¡Cuánto tenemos que aprender de la vivencia de la fe en estas tierras y cómo son capaces de movilizar a tanta juventud!

Nos han invitado a comer con los retiristas, servidores y confidentes, y hemos compartido con ellos la evaluación, y han hecho sentirnos como uno más.

7 de agosto

Hoy, todo el día en San Isidro.

A la vuelta del apoyo de la tarde, hemos comenzado con la semana de oración por los niños y jóvenes del mundo de la Infancia y Adolescencia Misionera. Hemos acudido todos a la capilla de nuestro barrio de Santa Rosa de Lima. La Hermana Jose ha dirigido una oración adaptada a todas las edades, acordándonos y rezando por África.

8 de agosto

Por la mañana hemos estado en la escuelita y por la tarde hemos ido a San Rafael. La oración de la IAM ha sido por América, esta vez.

Después hemos participado en la reunión entre padres e hijos de 2º de Confirmación en nuestro barrio. Pedro, Eva e Isa, habían preparado junto a la Hermana Jose y los catequistas, la reunión, y María, Pablo y los niños, han participado y asistido como una familia más. En ella, los padres hemos reconocido lo que no nos gusta de nuestros hijos, y los hijos de los padres; nos hemos desprendido de ello, y hemos aceptado que no somos perfectos, para desde ahí, decirles todo lo que les queremos, abrazarles y recibir la bendición. Al final hemos compartido unas galletitas y jugo, como aquí es costumbre tras cada reunión.

9 de agosto

Hoy día tranquilo dando apoyo en nuestro barrio. Cómo no había escuela debido a formación del profesorado, lo hemos tenido en la escuelita y han venido muchos niños, mañana y tarde. Día de refuerzo de materias, de hacer alguna manualidad con papel, jugar al futbol o al disco…

También hemos aprovechado la semana y el día para adelantar la decoración de los muros de la escuelita. Está quedando muy bonito.

En la tarde, oración de la IAM por Europa. Hemos ayudado a centrarlas necesidades que tiene los niños y adolescentes de nuestro continente.

10 de agosto

Hoy poquitos niños en San Isidro y en San Rafael. Y eso que aunque amenazaba lluvia, no ha caído nada. Si llueve, aquí los niños no van a la escuela.

Como todos los días, hoy hemos comido con las hermanas. Bueno, solo con la hermana Jose ya que Máxima ha acudido a una reunión de equipos directivos de Pastoral a Argentina (dos días de viaje de ida y otros dos días de vuelta). Hoy estaban invitados el padre Esteban y el padre Lino, los dos sacerdotes de Ayolas. Ha sido un encuentro muy agradable. Nos han contado su historia en el seminario, y como el padre Lino es el primer sacerdote indígena de Paraguay.

Por la tarde hemos acudido a la oración de la IAM por Asia y a continuación a la invitación de Fede (joven Spínola) a cenar en su casa, con otros amigos. Hemos estado muy a gusto compartiendo asado (barbacoa) y fogón (fuego) con él, su padre y el resto de amigos. Y como siempre en estos acontecimientos, buena música.

11 de agosto

Mañana compartida con los pequeños de la escuelita y tarde a tope en San Rafael.

Se terminaron las oraciones de la IAM, esta vez por Oceanía, el continente que menos conocemos las necesidades de sus niños y adolescentes.

Mañana por la mañana visitaremos Estero Bellaco, tenemos la suerte de que el padre Esteban se va a acercar a dar la misa y vamos a poder acompañarle. Por la tarde fiesta en la escuelita de Spínola Solidaria. Ya estamos inmersos en todos los preparativos: ornamentación, cocina, juegos… ¿Lloverá?

12 de agosto

Durante la noche, escuchamos la lluvia. Su sonido acompañó esta vez al canto de la vaca vecina y al gallo afónico de todas las noches (los gallos no cantan solo cuando sale el sol).

Por la lluvia no hemos podido ir a Estero Bellaco, imposible acceder con la camioneta.

Hemos pasado la mañana haciendo la compra (ya no solo vamos al supermercado Victor, sino que también acudimos a Lourdes y al Super Ideal dependiendo de qué producto tenemos que comprar según estudio de mercado que hizo Isa para abaratar costes). Y también de preparativos de la fiesta. Nos ha dado tiempo a asistir a la oración de la Infancia y Adolescencia Misionera por Paraguay.

Como ha seguido todo el día lloviendo, la fiesta a beneficio de Spínola Solidaria al final ha sido en el salón Marcelo, lindamente decorado por la comisión en la cual Isa formaba parte.

Todos los padres-madres de la escuelita, los jóvenes Spínola y los voluntarios colaboraban de una manera u otra en la preparación y desarrollo de la fiesta.

Los niños de la escuelita habían preparado danzas tradicionales, y los bailes que realizan con su profesora. También hemos disfrutado con la música y los bailes tradicionales de dos grupos adultos.

Los fuegos e ingredientes preparados por la comisión en la que formaba parte Pablo preparaban asaditos (pinchos de ternera), kavuré (pan de queso), panchos (perritos calientes); a lo que había que añadir lo que ya traían preparado: pastel de mandi’o (empanadilla de mandioca, es decir, yuca), chipa (pan de queso elaborado de otra manera), payagua mascada (tortas de carne), masilla (bizcochos), etc.

La comisión de cantina, con María y Carlos, se dedicó a vender y servir la comida.

Los niños deseaban participar en los juegos preparados por los jóvenes Spínola y anhelaban los globos preparados por Pedro y Eva.

Y se realizó una tómbola con premios especiales: una bicicleta, una sudadera de Spínola Solidaria, y una jarra eléctrica.

Una tarde aunque fría en lo climático, muy calurosa en ambiente y solidaridad.

13 agosto

Hemos podido dormir más de lo esperado. De 7:00 a 9:00 teníamos la marcha del amor de la IAM, pero se ha suspendido por la lluvia.

Hemos comido pronto para acudir al fútbol a ver al equipo juvenil de San José jugar la final de la liga. Muy divertida la experiencia bajo una débil lluvia.

Para finalizar la tarde hemos acudido a misa a San Antonio.

En estos días hemos podido apreciar y valorar aún más, la tarea que hacen las hermanas en Ayolas: no sólo es el trabajo en la escuelita (con cuanta ternura tratan y corrigen a los niños), ni sólo es el trabajo con los niños-adolescentes-jóvenes de los grupos que llevan (acompañando la realidad que vive cada uno), si no también son el lugar donde acudir ante una dificultad. La puerta de su casa siempre abierta, y el porche preparado para hablar de corazón a corazón con aquel que lo necesita, con aquel que llama al timbre (o da palmas como es costumbre aquí).

Ya sólo queda una semana… los días en Paraguay se acaban… casi pasó otro verano…