“Muchas cosas tienen que reorientar su rumbo, pero ante todo la humanidad necesita cambiar. Hace falta la conciencia de un origen común, de una pertenencia mutua y de un futuro compartido por todos. Esta conciencia básica permitiría el desarrollo de nuevas convicciones, actitudes y formas de vida. Se destaca así un gran desafío cultural, espiritual y educativo que supondrá largos procesos de regeneración.” LS

Papa Francisco

¿Por qué hacer esta formación?

Con estas formaciones queremos crecer en el conocimiento de lo que sucede en nuestro mundo, y gota a gota ir construyendo un horizonte de justicia social en el que educadoras y educadores sois los mayores agentes de cambio. Sin duda, como decía Rafael Diaz Salazar “el establecimiento de un vínculo fuerte entre el cultivo de la vida interior, el crecimiento personal y el activismo contra el sufrimiento social y ecológico es el supremo arte de la educación.”

Todas ellas las abordaremos desde distintos focos, queremos pasar por la mente, tener una visión ecológica de la vida y de su sentido, por el corazón poner entrañas de misericordia y compasión ante lo que sucede a nuestra Casa Común, por nuestra mirada, ser capaces de ver el mundo desde las personas más empobrecidas y la destrucción del medio ambiente, desde nuestros oídos, escuchar el grito de esas empobrecidas y de la Tierra, del estómago sentir ese dolor, indignación,rabia y rebelión que nos lleven a usar nuestras manos para ejecutar acciones concretas de transformación ecosocial y nuestros pies para caminar hacia esa movilización colectiva.

SESIONES

Las sesiones se pueden vivir de manera independiente pero todas ellas son complementarias.