Abril 2021

Un sábado de abril de 1977, un grupo de mujeres, madres de personas desaparecidas por la dictadura de Videla, decidieron presentarse en la plaza de Mayo de Buenos Aires. Querían entregar una carta en la Casa Rosada, el palacio presidencial, en la que exigían recuperar con vida a las personas que habían sido secuestradas. Como aquel sábado nadie las atendió, decidieron volver un jueves y ya nunca han dejado de hacerlo. Al principio permanecían sentadas, pero, al ser desalojadas, comenzaron a reunirse caminando y cubriendo sus cabezas con pañuelos blancos, los mismos que habían servido de pañales durante la infancia de las personas secuestradas. A pesar de la llegada de la democracia en 1983, no dejaron de reunirse y de buscar a quienes fueron responsables de las desapariciones y muertes que tuvieron lugar durante la dictadura. Juntas, perseguidas, cuidándose y alzando la voz sin descanso, nunca han dejado de pedir justicia.

 

 

Aquí tienes algunos de los enlaces que hemos utilizado para aprender de esta historia y para buscar referencias fotográficas:

Película ‘Todos son mis hijos’ 

Ismael Serrano ‘La memoria de los peces’

MADRES.ORG

WIKIPEDIA

 

¿Por qué hablar de este tema este mes?

La primera reunión de este grupo de madres que denunciaba la desaparición de sus hijos durante la dictadura de Videla en Argentina fue el 30 de abril de 1977.

¿Por qué el color blanco?

Las madres decidieron que los pañuelos blancos que usaban como pañales con sus hijos serían su símbolo de identidad.

¿Qué posición tiene la Iglesia sobre las desapariciones en Argentina?

En los últimos años la Conferencia Episcopal Argentina ha reconocido y colaborado con las Asociaciones de Víctimas para aclarar las desapariciones durante la Dictadura.

 Referencias eclesiales

Mensaje del Papa Francisco en el 41º Aniversario

En la primera parte de su mensaje vocal, el Papa les aseguró que “Dios las tiene muy en su corazón”. “Son luchadoras, lucharon por la justicia y nos enseñaron el camino que hay que seguir adelante”, expresó. 

“Querida Ana María, en estos días en que se recuerda aquel 30 de abril del 77, aniversario de la fundación de las madres, cuando las madres surgieron, me acuerdo tanto de tu mamá, que trabajó tanto, que fue una luchadora y con ella tantas mujeres que lucharon por la justicia o porque habían perdido a sus hijos o simplemente mujeres madres que, viendo en el drama de tantos hijos desaparecidos, se juntaron también para luchar por esto. Estoy seguro que además del reconocimiento de la humanidad, Dios las tiene muy en su corazón. Son luchadoras, lucharon por la justicia y nos enseñaron el camino que hay que seguir adelante”.

“Adelante los proyectos de justicia y fraternidad”

El Santo Padre manifestó, asimismo, que “reza por todos los hombres y mujeres que quieren llevar adelante un proyecto de justicia y fraternidad: 

“Me alegra – continuó en el mensaje – que vos sigas estas huellas de tu madre y que las transmitas a los demás en tu audición radial. Así que el día hoy, en un modo especial, rezo por las madres, rezo por vos, rezo por tu madre Esther y rezo por todos los hombres y mujeres de buena voluntad que quieren llevar adelante un proyecto de justicia y de fraternidad entre todos. Que Dios los bendiga a todos”.

¿Qué dice la Declaración Universal de los Derechos Humanos?

Artículo 11

  1. Toda persona acusada de delito tiene derecho a que se presuma su inocencia mientras no se pruebe su culpabilidad, conforme a la ley y en juicio público en el que se le hayan asegurado todas las garantías necesarias para su defensa.

¿Qué dicen los ODS?

16: Promover sociedades justas, pacíficas e inclusivas

  • Meta: 16.10 Garantizar el acceso público a la información y proteger las libertades fundamentales, de conformidad con las leyes nacionales y los acuerdos internacionales

Datos

Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos de Macri, que también estuvo en esa reunión en la Casa Rosada“Los números no son lo importante. 30.000 es el número establecido en la sociedad y simbólico.”

En 2019, las Naciones Unidas registraron 357 asesinatos y 30 desapariciones forzadas de defensores de los derechos humanos, periodistas y sindicalistas en 47 países.