CALENDARIO 2021

Ya son 5 los años que llevamos haciendo un calendario, buscando añadir algo nuevo para cada mes, pensando propuestas que nos hicieran situarnos en un lugar más humano. La primera vez que la Congregación de Esclavas del Divino Corazón nos propuso hacer su calendario, no imaginábamos todo lo bueno que estaría por llegar, y a día de hoy lo seguimos viviendo con una ilusión enorme: pensar los temas, el tipo de ilustración, las horas documentándonos, buscando imágenes para usar de referencia… 

El calendario de 2021 no podía ser ajeno a la realidad que hemos vivido en 2020 en todo el mundo. En un planeta asolado por una pandemia, donde lo que se nos pide para cuidarnos y cuidar a las personas más vulnerables es que limitemos nuestras interacciones, vemos que lo único sensato es seguir tejiendo redes, que lo individual carece de sentido si no se cuida, protege y alienta lo comunitario. Volvemos a caer en la cuenta de nuestra ecodependencia y nuestra interdependencia, no podemos vivir desligadas de la naturaleza ni del resto de personas que nos rodean, nos cuidan, producen lo que consumimos, luchan por tener un mundo más justo para ellas y para nosotras, sea cual sea la realidad en la que vivamos. Además, esta pandemia ha traído como consecuencia que muchas más mujeres hayan perdido sus empleos o hayan tenido que reducir sus jornadas para dedicarse a cuidar; la violencia ejercida contra las mujeres dentro del hogar ha aumentado, y el acceso a la educación se ha hecho, en muchos casos, más difícil o incluso imposible.

Por todo lo anterior, este año queríamos llenar los meses de grupos formados por mujeres, o en los que ellas tienen un papel muy importante, desde los que se ha buscado denunciar agresiones, cuidar o proteger la vida y el territorio. Mujeres que, juntas, han hecho de este un mundo más humano y más justo.