El Salto de la Poveda

Gracias a la fundación Spinola Solidaria por el blog y por ofrecer la  oportunidad de conocer diferentes alternativas en todo lo relacionado con la VIDA y gracias por crear comunidad.

Desde hace un tiempo, yo creo que en paralelo con la presente campaña, empezamos a investigar, a buscar información sobre otra forma de hacer las cosas,  algo mas respetuosas con la naturaleza ; pienso que estamos en un aprendizaje transversal y continuo.

Por esto el pasado verano visitamos el Parque Natural del Alto Tajo. No conocíamos la zona, pero si habíamos encontrado un alojamiento rural, que queríamos visitar por la filosofía que transmitía. Las personas responsables del hotel conocedoras del entorno, nos explicaron la ruta del Salto de la Poveda.

Hicimos la ruta un día de entre semana del mes de Julio sobre  media mañana  y quizás tardamos unas 3 horas parando a refrescarnos, hacer fotos, descansar, observar el paisaje…Desde nuestra experiencia la ruta tiene dos puentes colgantes y un desnivel con  escaleras naturales que dificultan el acceso para realizarla en carritos, sillas o bicicletas.

Se trata de una ruta circular señalizada con postes morados y en varios puntos de la ruta hay paneles explicativos de la flora y fauna, utilizamos este triptico

Para llegar a la ruta utilizamos el coche. Llegamos al punto de partida desde Molina de Aragón a través de la carretera CM-210 sentido Taravilla. Hay que coger una pista forestal que sale al margen izquierdo a unos 35 km de Molina; al llegar a la laguna de Taravilla dejamos el coche y comenzamos la ruta a pie.

Durante el recorrido pudimos apreciar como cambia el paisaje en solo unos pocos kilómetros: pasamos por matorral y bosques de ribera y pinos.

Esta ruta, tiene en común parte con otra del Geoparque de la Comarca de Molina- Alto Tajo, es ahí donde se explica la formación de la sección de un pliegue.

Nos llamo mucho la atención la calidad de agua, sus tonos azulados :

Al terminar la ruta, regresamos al último punto que marca el tríptico, el Vado de la Poveda, ya con la comida para pasar allí la tarde disfrutando del río Tajo.

Nos sorprendió la ruta gratamente: fue una ruta sin masificaciones de personas, pudimos marcar nuestro propio ritmo, sin prisas, aparte del propio salto durante prácticamente todo el recorrido se camina cerca del agua ( en nuestro caso para ser julio el río tenía bastante caudal).

Hace pocos días siguiendo con la búsqueda de nuevas alternativas encontramos un gran programa de radio; se llama Caminantes y se emite en Radio 5; los programas duran alrededor de unos cinco minutos y en ellos describen rutas para hacer caminando por cualquier rinconcito de la Península. En nuestro caso este es el programa del Salto de la Poveda.

 

“Cada paso ,cada pedalada que des sumará transparencia al aire que será de todos”. Joaquín Araujo

Muchisimas Gracias.

Bea Martin Alarilla