Tomates verdes VII

Os lo hemos dicho alguna vez, estamos en una zona de secano del Sistema Central y es que hay que destacarlo porque si no nos siguiéramos por el calendario gregoriano podríamos pensar que por las temperaturas centrales del día seguimos en la estación de verano, suerte que hay otros detalles en los que fijarse para apreciar el cambio de estación. ¿Habéis observado  por dónde sale ahora el sol por las mañanas?¿Y por dónde y cuándo se pone? Delante de nuestra casa hay un pino, con una copa bien frondosa; en  primavera y verano el sol sale a su izquierda y ahora ya esta mas cerca de su parte derecha.

Queríamos destacar la zona donde residimos para contextualizar la vendimia, en la actualidad  esta actividad prácticamente no es la principal de casi ninguna persona.  Este año nos han dicho que se ha adelantado casi una semana la recogida, por  las distintas peculiaridades climáticas de la temporada. Una vez acabada la vendimia quedan las uvas que ya no sirven para  llevar a la cooperativa pero si sirven para hacer arrope, una mezcla entre mosto y mermelada de uva.

En el minihuerto las guindillas sorprendentemente siguen creciendo y madurando, incluso echando flores. Algunas tomateras echaron flores que germinaron y nacieron minitomates que no crecían y otras tomateras tienen sus frutos  con un tamaño considerable y aun maduran en la mata.

En verdad, queríamos empezar la entrada de este mes con la idea del excedente de la cosecha y como intentar aprovechar al máximo todos los frutos que nos ofrece la naturaleza. El primer caso de aprovechamiento es la idea de hacer arrope con la uva; todas las conservas y mermeladas que os podáis imaginar van en esa misma idea, nosotros además utilizamos los frutos que se quedan a medio crecer para hacerlos encurtidos, lo hemos hecho con los tomates, las guindillas, los pepinos, los pimientos, las zanahorias…

Para hacer los tomates encurtidos, también hemos ido probando en varias temporadas qué receta nos gusta más y ahora lo que hacemos es poner la misma cantidad de agua y de vinagre, llevarlo a alta temperatura y en ese momento echar los tomates un minuto, enseguida lo ponemos en botes de cristal, cerramos y esperamos un mes hasta probarlo. Una forma de intentar hacer un consumo responsable de las plantas que ponemos cada temporada, utilizando al máximo lo que se nos ofrece y dar una nueva utilidad a los botes de cristal que a veces hay por casa.

Vosotras, ¿utilizáis los excedentes de alguna manera?

 

“Cuanto mas autosuficiente seas mas suficiente será nuestro planeta “Joaquín Araujo

Beatriz.