Un día de voluntariado

En esta crónica vamos a intentar describir como es un día de voluntariado.

día vol 1El momento del desayuno es un buen comienzo de equipo (como diría Lucia) donde además de desayunar, comentamos que tal hemos pasado la noche o incluso qué hemos escuchado decir a Pilar mientras dormía (habitualmente se tira las noches haciendo dictados).

A las ocho, incluso un poco antes, abrimos las puertas del salón donde damos las clases. Todos los niños se encuentran esperando en la puerta, subidos en los árboles o sentados en el suelo. Hasta las nueve no tenemos recreo. En los momentos de las clases de apoyo, nos encargamos en grupos de dar las materias de matemáticas y de castellano. día vol 2

Al principio, la poca cantidad de niños ayudaba a poder corregir o explicar dudas o aspectos que fueran necesarios. Ahora, la cantidad de niños es mucho mayor, es fácil que se junten entre 40 o 45 niños en un mismo día. Para nosotras se hace todavía más complicado el hecho de que cada niño tiene un nivel, ya sea por su capacidad, por el colegio donde va, por la edad, etc. Este aspecto y el hecho de que sean tantos, hacen que saquemos toda nuestra fuerza e ilusión cada día para enseñarles. Además, al no tener escuela por temas de huelgas del profesorado, nos sentimos responsables de lo que puedan aprender en el salón. día vol 3

día vol 4El recreo habitualmente lo realizamos en un parquecito cercano al salón, allí los niños juegan a las canicas, al balón o juegan en los columpios. Tienen media hora para divertirse y disfrutar como auténticos niños que son, ya que seguramente, esos momentos de diversión en el recreo son de los pocos que tienen durante el día. Muchos cuidan de sus hermanos pequeños, ayudan en la tienda de sus padres, venden, ayudan a su madre en la limpieza de la casa y más que como niños, se comportan como pequeños adultos.

día vol 5Las clases por la mañana se terminan a las once. Después, nos queda una hora de descanso hasta que podamos devorar la rica comida que nos hace Sacramento. En esa hora, habitualmente, nos gusta tomarnos un tentempié para reponer fuerzas y hablar un poco de cómo ha ido la mañana. También es un buen momento para comunicarnos con la gente de España.

A partir de la 13.30, comienzan las clases de nuevo. Intentamos que sean más dinámicas realizando juegos de matemáticas, castellano e inglés. De esta forma, los niños se divierten y además repasamos muchos aspectos temáticos que son necesarios. La hora de finalización de las clases es a las 15.30.

La última media hora tanto por la mañana como por la tarde suele estar dedicada al inglés, donde solemos enseñar un vocabulario muy básico debido al poco manejo del idioma en los niños. También hacemos talleres de pulseras, decoramos el salón con frases y letras etc. Estos talleres dejan de centrarse en las materias en las que damos apoyo y suelen ser para pasar un rato divertido y agradable con ellos. También tenemos el taller de guitarra, impartido por Pilar o un taller de baile, en el que los niños bailan canciones tan conocidas como la bomba, la macarena (es increíble como bailan esta canción) o la mayonesa.

De 15.30 a 16.30, a veces damos algún paseo por la zona, incluso algún día nos acompaña la hermanadía vol 6 Nati para enseñarnos lugares y cosas nuevas. Otras veces, nos quedamos en la escuelita, comentando anécdotas, aspectos y organizaciones que debamos hacer con respecto a las clases de apoyo y la vida aquí.

A las 16.30, comenzamos la merienda, Sacra nos espera con una diversidad de galletas, panes, bizcochos etc que hacen complicado decidirse por algo. Después depende de cómo vaya el día y los planes que tengamos o que vayan surgiendo, de 17.00 a 20.00 nos ponemos a preparar fichas para los niños, buscamos juegos y en definitiva preparamos las clases. También tenemos nuestro momento de ducha, de oración, de acompañar a Nati a dar algún aviso, a comprar etc. día vol 7

A los 20.00 cenamos y luego terminamos el día con el juego del parchís. Nos encanta ese momento tan español de jugar al parchís mientras comemos pipas. Después, solo nos queda ver algún capítulo de alguna serie o ponernos alguna película que nos apetezca.
Esta descripción puede ser un día habitual en nuestra vida aquí, aunque también hay que tener en cuenta, que nuestra organización en todo momento puede ser modificada por otros planes. Por ejemplo, algunas veces Pilar va a cantar con el coro a alguna misa, Bea acompaña a comprar a las hermanas etc. Por eso, todos los días en Paraguay están siendo una aventura para nosotras, donde la organización y la estructuración aunque intentamos tenerlas presente, se quedan en un segundo plano.día vol 8