LLEVO TU VOZ, GRITO TU SILENCIO (2010)

Según datos de la ONU, más de mil millones de personas en el mundo subsisten con menos de un dólar por día. Otros 2700 millones luchan por sobrevivir con menos de dos dólares por día. Su situación diaria transcurre entre caminos de más de un kilómetro al día para recoger agua y/o leña o padecer enfermedades que en el mal llamado “mundo desarrollado” fueron erradicadas hace años. Y es que, 11 millones de niños mueren cada año, la mayoría menores de 5 años, y más de seis millones mueren a causa de enfermedades totalmente prevenibles como el paludismo, la diarrea y la neumonía.

En algunos países sumamente empobrecidos, menos de la mitad de los niños asisten a la escuela primaria y menos del 20% asisten a la escuela secundaria. En todo el mundo 114 millones de niños no reciben siquiera enseñanza básica y 584 millones de mujeres son analfabetas. Pero, ¿qué pasa ante esas realidades? La respuesta es el silencio. Silencio, que consentimos al no hacer nada por escuchar. Silencio, el nuestro, que ante la vergüenza no es capaz de articular palabra. Silencio ante el hambre, la guerra, el racismo, la explotación o el analfabetismo.

Por eso, desde Spínola Solidaria se quiso poner en marcha, allá por el 2010, la campaña “Llevo tu voz, grito tu silencio”, para, precisamente, dar voz a todos aquellos que nacieron callados y gritar las injusticias del mundo. Solo desde el conocimiento y la educación, desde la dignidad de la persona, seremos capaces de luchar contra ellas.

Campaña Llevo tu voz